Facebook

Diez destinos que rozan lo fantástico

Fly Geyser, Nevada, Estados Unidos

©Ken Lund/Creative Commons

Por Paula Rizzi.

El  27 de septiembre, es el Día Mundial del Turismo, una celebración organizada por las Naciones Unidas que pretende sensibilizar a la población global sobre la importancia de este sector por su valor social, cultural, político y económico.

El turismo mueve anualmente un billón de dólares y moviliza a más de mil millones de personas al extranjero, además de entre cinco mil y seis mil millones que viajan dentro de sus propios países -se estima que estas cifras crecerán un 3,3 por ciento anual hacia el año 2030-. Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), en 2012 el país con más visitas fue Francia, donde se alojaron 83 millones de turistas, seguido por Estados Unidos, China, España e Italia.

Como lo explica el Código Ético elaborado para este tipo de actividades, el turismo no sólo debe asociarse al ocio sino que además constituye una importante herramienta para el entendimiento y respeto mutuo entre hombres y sociedades, además de servir al progreso personal y colectivo. Dentro de este sector está cobrando cada vez más protagonismo el ecoturismo, capaz de generar oportunidades de desarrollo sostenible, alentando a las comunidades locales y turistas a respetar el patrimonio cultural y natural. Se estima que este sector creció entre un 20 y 34 por ciento anualdesde la década de los noventa.

Debido a la importancia que tiene para la comunidad internacional, a continuación celebramos esta nueva edición del Día Mundial del Turismo repasando diez de los destinos más asombrosos del mundo.

Parque Nacional de Lençóis Maranhenses, Brasil

Las dunas del Parque Nacional de Lençóis Maranhenses en Brasil llegan a cuarenta metros de altura

©inthesitymad/Creative Commons

Con dunas de hasta cuarenta metros de altura y lagunas de aguas azules, el Parque Nacional de Lençóis Maranhenses tiene uno de los paisajes más asombrosos de Brasil. Esta área de trescientos kilómetros cuadrados tiene aspecto de desierto pero sin embargo recibe abundante cantidad de lluvia, lo que genera depresiones y charcos entre las dunas que dan lugar a las lagunas. Éstas se evaporan en temporada de sequía, generando la apariencia de una sábana -lençóis en portugués- si se mira desde la altura.

Río Caño Cristales, Colombia

El río de Caño Cristales es considerado el más lindo del mundo

©Mario Carvajal/Caño Cristales

Conocido también como el ‘Río de los cinco colores’ -amarillo, azul, verde, rojo y negro-, Caño Cristales es un espejo de agua ubicado al norte del municipio de La Macarena, en el departamento del Meta. Con un anchura máxima de veinte metros y cien kilómetros de largo, su particular belleza visual se debe las plantas acuáticas que lo habitan y generan una combinación de colores única en el mundo.

Catedral de Mármol, Lago General Carrera, Chile

La Catedral de Mármol es el resultado de la acción del agua sobre la piedra

©Dan Lundberg/Creative Commons

Ubicado en la Patagonia y compartido entre Argentina y Chile, el Lago General Carrera -que lleva el nombre de Buenos Aires en territorio argentino- es uno de los más grandes e imponentes de sudamérica. Entre los atractivos de este lago se encuentra la Catedral de Mármol, una formación mineral de aspecto singular debido a la acción del agua sobre la piedra. Allí se pueden ver vetas de color blanco, azul y rosado, producidas por las impurezas del cuarzo y limonita.

Fly Geyser, Estados Unidos

Fly Geyser emite agua de más de doscientos grados centígrados

©photosbyflick/Creative Commons

Ubicado en Nevada, el maravilloso géiser Fly es producto de la naturaleza y de la mano del hombre. En 1916 un grupo de personas perforó el terreno y dio con agua de más de doscientos grados centígrados, que luego comenzó a emanar de forma natural. Los sedimentos de carbonato de calcio hicieron el resto del trabajo: hoy las rocas tienen una combinación de colores que versa entre el rojo, amarillo, verde y marrón, haciendo de este lugar uno de los más curiosos y atractivos del mundo.

The Wave, Estados Unidos

The Wave es una formación de roca arsénica en Arizona

©Thaths/Creative Commons

Esta impactante formación de roca arsénica se encuentra en la frontera entre Arizana y Utah, Estados Unidos. The Wave -’la ola’-, data del Jurásico y debe su apariencia a dunas de arena que se calcificaron en capas verticales y horizontales, dando lugar a una roca compacta y de aspecto ondulado cuyos colores oscilan entre el negro, marrón, rojo, beige y blanco. Es un lugar muy transitado por fotógrafos y excursionistas, que sólo pueden acceder a través de un permiso otorgado por la Oficina de Tierras local.

Gran Fuente Prismática, Estados Unidos

La Gran Fuente Prismática es la principal reserva de agua termal en Estados Unidos

©Frank Kovalchek/Creative Commons

Ubicada en el Parque Nacional Yellowstone, la Gran Fuente Prismática es la principal reserva de agua termal en el país y uno de los lugares más curiosos del mundo por su combinación de colores vivos que oscilan entre naranja, rojo, verde oscuro y azul intenso. Este atractivo visual se debe a las bacterias pigmentadas que crecen alrededor del agua mineralizada.

Terrazas de arroz de Honghe Hani, China

Las terrazas de arroz van desde las laderas de los Montes Ailao hasta las orillas del Río Rojo

©V-A-K/Creative Commons

Estas terrazas de arroz ubicadas al sur de la Provincia de Yunnan, China, comprenden un sitio de16.603 hectáreas que van desde las laderas de los Montes Ailao
hasta las orillas del Río Rojo. Gracias a un sofisticado sistema de canales, este cereal está presente en los distintos niveles recibiendo el agua desde las cimas boscosas, que desciende en forma de cascada. En el camino de las terrazas hay unas 82 aldeas.

Pozo de Darvaza, Turkmenistán

'Las puertas del infierno' comprenden un pozo de sesenta metros de diámetro y veinte de profundidad

©Sormod Sandtorv/Wikimedia Commons

Conocido también como ‘Las puertas del infierno’, este cráter ubicado en el desierto de Karakum es un yacimiento de gas que arde desde 1971, cuando fue explorado por científicos de la Unión Soviética. Los investigadores, que en realidad estaban buscando reservas de petróleo, descubrieron estas tierras llenas de gas tóxico que luego se hundieron dando lugar a un pozo de sesenta metros de diámetro y veinte de profundidad que aún hoy permanece en llamas.

Capadocia, Turquía

Capodocia en Turquía es Patrimonio de la Humanidad

©blieusong/Creative Commons

Esta histórica región de Anatolia central, Turquía, destaca por tener una formación rocosa única en el mundo y es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A lo largo de sesenta millones de años las erupciones volcánicas, lluvias y vientos erosionaron la tierra del lugar -toba calcárea-, otorgándole formas insólitas donde predominan torres y cuevas naturales.

Pamukkale, Turquía

El ´Castillo de algodón' tiene aspecto de terrazas escalonadas

©melunholy/Creative Commons

Pamukkale -’castillo de algodón’ en turco-, es una zona natural ubicada al sudoeste del país, más precisamente en el río Menderes y sobre un acantilado fluvial de más de doscientos metros de altura. Esta extraña formación geológica, con aspecto de terrazas escalonadas cuyas distancias van desde uno a seis metros de altura, fueron originadas por movimientos tectónicos del lugar. El resultado fueron estas maravillosas fuentes de aguas termales con alto contenido mineral, que hacen de este lugar uno de los más mágicos del planeta.

Leave a Reply